viernes, 27 de febrero de 2009

como en los viejos tiempos

me ha tocado
ya casi no me acordaba, pero esto antes era muy comun en mis fines de semana
gracias a Dios la vida cambia, y a veces para mejor
pero aun así, esta vez no me he escapado
de las proximas 90 horas, voy a pasar 60 encerrado junto a un telefono
vamos, que espero que no suene, y sobre todo, que pasen rapido las horas
esto es lo que tiene
a ver si me toca la loteria y no vuelvo mas...
por cierto, necesito un consejo:
en el curro somos como una unidad independiente 
pero hay dos grupos,enfrentados
ambos han mandado alternandose, pero gracias a los que no votan o "pasan"
en fin, yo no soy muy dado a tomar partido
y esta semana hay "mocion de censura", ¿que hago?:
-¿digo lo que pienso?, enfado con todos asegurado
-¿me callo y paso del tema? me saldria una ulcera y a ver quien me la cura
-¿mando a un juez a que le de estopa a todos?, no, no se como hacerlo y no sirve para nada

¿que hago?

humm, va a haber tortas, incluso entre los que piensan como yo.
asi que...pues eso, que no, que no creo que vaya, me saldra un algo a ultima hora y oh, me perderé esa reunion
una lastima, con todo lo que se habria podido hacer

esta es una historia como la vida misma
estamos desencantados con lo que tenemos, pero no somos capaces de cambiarlo
o cuando lo cambiamos no cambia la situacion
¿que mas podemos hacer?

la inercia, eso es lo que hace que sigamos
y esperamos que siga girando mucho tiempo


4 comentarios:

Clares dijo...

Vamos a ver, en esos casos, hay que tener la máxima diplomacia, lo que no quiere decir inhibirse del problema. La verdad es que para un consejo adecuado me faltan datos, porque cuando hay un conflicto hay que saber cuál es el nudo de la cuestión, es decir, qué necesita cada parte. Se entra en conflicto por la no satisfacción de una necesidad que puede ser real o ficticia, pero al fin un desajuste. Una tercera persona lo único que puede hacer es mediar, poniendo en evidencia las raíces del problema y el desajuste producido, hablando por partes para saber las necesidades y tratando de conciliar las necesidades de ambos grupos o partes. No es nada fácil y requiere entrenamiento en la resolución de conflictos, pero merece la pena intentarlo para conseguir un buen ambiente, sobre todo si es en el trabajo, que ya de por sí es un incordio para que encima esté la gente enfrentada y de morro. Mira a ver qué puedes hacer, que tú pareces tener buena pasta.

alfonso dijo...

querida fuensanta:
es muy largo de contar,pero todo se puede resumir en una lucha por la pequeña parcela de poder que se tiene, sumado a los celos por quien represente ese poder y una lucha personal porque una persona se ha cambiado de "bando"
ese es el inicio,ahora sumale 20 personas, encerrados en un cuarto a turnos de 24 horas y con muchas horas por delante, cada una de su padre y su madre, y cada uno con sus propios problemas
a esto se suman 10 años de convivencia¿que se puede esperar?
pues que en otro momento habria promovido un cambio radical, pero ahora y con 2000 horas de retraso en sueño, mi expectativa es ... no meterme en mas lios, así que no voy a ir y me ahorro muchos calentamientos de coco

Clares dijo...

Pues sí que lo tienes crudo. Ahora veo que el problema es mucho más complejo y que requiere una acción mucho más larga. A lo mejor tu ausencia pone a la luz ese conflicto, sobre todo si la gente sabe por qué no has ido. Ánimo.

eme dijo...

creo q no soy la persona más indicada para dar consejos. A mí me ha hecho gracia la opción de la estopa, je, je